Caja registradora cambio de direccion de la empresa

Cuando vendemos bienes o servicios a la mente de individuos (aquellos que no dirigen un negocio necesitaremos una caja registradora o una impresora fiscal. Después de comprarlo, es extremadamente importante registrar el dispositivo fiscal y la fbalización. Todas las formalidades relacionadas con la caja registradora deben completarse dentro de los dos meses posteriores a su compra.

La solicitud al jefe de la oficina fiscal correspondiente debe presentarse antes de comenzar a registrar las ventas en la caja registradora. ¿Qué debe incluirse en dicha solicitud? En primer lugar, debe escribir cuál será el número significativo de cajas registradoras tomadas en la empresa. También debe proporcionar las direcciones de los lugares donde se recomendarán.La Ordenanza del Ministro de Hacienda del 29 de noviembre de 2012 especifica exactamente cómo deben presentarse las cajas registradoras. Junto con él a más tardar el día de la pérdida del bien que se liberará de la posesión de una caja registradora, se debe montar más de una parte de las cajas registradoras informadas al jefe de la oficina de impuestos. A principios del próximo mes, se deben incluir otras cajas registradoras en los registros.Una vez que se nos notifica y se colocan las cajas registradoras, debemos llevar a cabo su fiscalización. Es necesario si queremos utilizar cajas registradoras e impresoras en el trabajo comercial.

¿Cuál es la fiscalización de la caja registradora? Al asignar un módulo fiscal (número de identificación fiscal a la memoria de la caja registradora. Mencionemos que hay una operación única, permanente y confiable. Es muy importante que la localización de la caja registradora se realice de manera profesional por un técnico bien preparado. En caso de error, no será posible resolver una fiscalización mal realizada, será útil comprar una nueva caja registradora, lo cual es un gasto enorme. Gracias al uso de la caja registradora fiscal, será posible desempeñar su papel en el estilo fiscal. Los informes diarios que contienen conocimiento sobre las ventas diarias se guardarán en la memoria de la caja registradora.Después de la fiscalización de la caja registradora, debe informarse al jefe de la oficina de impuestos correspondiente dentro de los siete días. Esto dará como resultado la obtención de un número de registro.