Erupcionado

La explosión se caracteriza por la rápida liberación de grandes cantidades de energía. Esta acción implica muchas amenazas. Las explosiones suelen ir acompañadas de un salto repentino de temperatura y presión, emisión de radiación (por ejemplo, en forma de rayo o pulso de luz de una explosión nuclear u ondas acústicas (lo más frecuente es el mismo sonido o golpe característico de un disparo. No es sin principio que este fenómeno incontrolable llena de miedo a las personas.

¿Qué espacios son explosivos? La mayoría de las veces van a superficies donde la atmósfera en caso de una amenaza potencial puede causar una explosión. Una atmósfera explosiva está asociada con una mezcla especial de sustancias inflamables que se organizan en la organización de gases, vapores o nieblas, es decir, mezclas con aire en condiciones atmosféricas en las que se producen temperaturas demasiado altas. Vale la pena saber que en esferas explosivas, solo chispas o un arco eléctrico pueden causar una explosión.

Las áreas con mayor riesgo de explosión son m.im. fábricas químicas, refinerías, estaciones de servicio, plantas de energía, fábricas de pinturas, talleres de pintura, estaciones de servicio, así como vehículos, plantas de tratamiento de aguas residuales, aeropuertos, fábricas de cereales o astilleros. La ignición en los lugares anteriores conduciría a una explosión cuyos extremos serían inimaginables. Ciertamente causarían enormes pérdidas materiales y pondrían en peligro la vida humana.

Para evitar el daño mencionado anteriormente, nunca debe subestimar la acción preventiva de la prueba de explosión. Se han creado leyes, información y normas especiales en muchos países para poner fin al riesgo de explosión y eliminar posibles daños. En lugares donde existe riesgo de explosión, debe instalar un sistema que garantice la seguridad de todos los que caminen en ellos.